Feliz 2019

Al igual que un niño se ilusiona con un libro, espero que comencéis este 2019 llenos de ilusión, de proyectos, de felicidad, de salud... Y que durante estos 12 meses que hoy estrenamos, seáis muy felices.

Jimmy Liao

Las flores se rebelan


No cabe duda de la importancia acerca de la concienciación sobre el medio ambiente que hemos de transmitir a los más jóvenes, pero en ocasiones nos olvidamos de esas pequeñas plantas del día a día que nos encontramos en parcelas, en el campo o que han crecido en lugares imposibles entre dos baldosas de la acera por la que pasamos cada día (y que nos hacen entender aún menos por qué esa planta que tenemos en nuestro balcón se ha perdido). Este libro habla precisamente de ellas.


Las flores se rebelan es un libro divulgativo sobre las flores silvestres para niños y niñas. En él descubrirán distintas especies de flores silvestres que podemos encontrar en la península ibérica como la margarita, el diente de león, la amapola o el gordolobo, conocer sus cualidades y la importante función ecológica que desempeñan.



Todo comienza con el descontento del diente de león porque considera que las flores silvestres apenas son conocidas ni valoradas pese a todas las propiedades que poseen, mientras que las flores en maceta son tan mimadas y apreciadas. Asimismo, nos recuerda la importancia de las abejas para la polinización y de cuidar el medio ambiente.


Es un libro ideal para los amantes de la naturaleza que quieren empezara conocer mejor la flora. 


Las flores se rebelan
Valeria Kiselova Savrasova / Patricia Moreno González
Verbum, 2018

Tapa dura
Medidas  21 x 21 cm 
48 páginas.
ISBN: 978-84-9074-677-6
Edad recomendada: 3-6 años, 6-9 años, 9-12 años.

Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)

Podría formar parte de un ABP (aprendizaje basado en proyectos) sobre las estaciones. Cuando toque hablar de la primavera se puede utilizar este libro de manera que ya conocerían distintas flores, usos que pueden darse y a partir de ahí ampliar información con otras especies.

Antes de empezar el libro:


  • Hablar de las flores que los alumnos y alumnas conocen y qué saben sobre ellas. De las que vayan nombrando podemos clasificarlas en la pizarra según sean silvestres o de cultivo. Podemos preguntar si alguna vez han necesitado tomar manzanilla cuando han estado con dolor de barriga y preguntarles si saben de dónde se obtiene (a alguien puede sorprenderle que salga de flores).
  • Como en la portada vemos una abeja debido a la importante labor polinizadora que cumplen (en las actividades posteriores podremos profundizar más sobre ellas) podemos preguntarles por qué creen que aparece. También hablaríamos de las funciones de este insecto que conocen.



Durante:
  • Aunque las flores ilustradas están basadas en las originales y han sido revisadas por una profesora de botánica de la universidad, no estaría de más llevar físicamente o en fotos las flores que se mencionan para que puedan reconocerlas mejor cuando las vean. Información.  
  • Debatir si conocían los datos que se aportan en el texto o si conocen algún otro (lo suyo sería proponerles que lo contrasten buscando información en libros o en webs especializadas). Igualmente se puede hablar de si habían visto antes las flores, aunque no supieran su nombre.

Después de leer el libro:
  • Hacer un pequeño cuaderno de campo en el que el alumnado dibuje otras flores o plantas (también pueden fotografiarlas si les es posible) que se encuentre a su alrededor (Información). Posteriormente en clase les ayudaremos a que investiguen para identificarla con alguna guía botánica. De esta forma hacemos que preste más atención a su entorno, a esas plantas que crecen entre la acera y el asfalto o a las que ven cuando salen de excursión al campo. Posteriormente podremos distribuirlas en la clase a modo de exposición para que todos puedan verlas y conocerlas. (Fuente)






  • Organizar una visita a un jardín botánico. Allí, además de ver muchas más especies botánicas, aprenderán cómo se estudian y clasifican. 
  • Realizar en clase una cartulina con una flor que les haya gustado del libro, de la visita al jardín botánico si finalmente la hemos podido organizar o de las que ya conozcan donde señalen sus partes, las cuales previamente habremos de explicarles. (Fuente)







  • Hablar más detenidamente de la función de las abejas para la polinización de las flores (Información), así como de los mecanismos que pueden usar las semillas para expandirse (viento o heces de animales).  
  • Hacer flores de papiroflexia. Según la edad de nuestro alumnado elegiremos la dificultad. Aquí os dejamos un par de ejemplos para que veáis a qué nos referimos.




  • Plantar una lenteja en un vaso de yogurt. 
  • Recoger hojas secas o flores que se hayan caído (la idea es transmitir que hay que cuidar el medio ambiente y que no las arranquen si están bien) para hacer un collage (Fuente). 



  • Dibujar flores con papeles marmoleados. Para recrear el estilo de las ilustraciones podemos practicar con nuestro alumnado la técnica del papel marmoleado (Información) con la cual van a conseguir la base sobre la que pueden luego dibujar flores o bien recortarlas para combinarlas a modo de collage. 

Enlaces de interés: 


  • Aquí tenéis una vista previa del libro.
  • Webs donde poder consultar más especies de flores:  


          - http://www.florasilvestre.es/mediterranea/
          - http://canales.diariosur.es/fijas/flores/catalindex.htm
          - http://www.guiaverde.com/guia_de_plantas/






Patricia

El Brujo Pirujo. Un lugar para dormir


El protagonista de esta historia es Jaime, un niño que le gusta mucho disfrazarse, cuando se disfraza de brujo, viaja a un mundo de fantasía en el que tiene muchas aventuras como “El Brujo Pirujo”. En este cuento Jaime tiene un sueño: dormir la siesta en un bosque.


Cada árbol en el que decide dormir le va poniendo una dificultad


El Brujo Pirujo va buscando soluciones para cada una de esos obstáculos



Aunque no lo consigue en el primer árbol, ni en el segundo…..incluso comienza a sentirse triste, él sigue buscando.



Al brujo Pirujo no le gusta rendirse ¿Conseguirá un lugar donde dormir? ¡Descúbrelo!



“El Brujo Pirujo. Un lugar para dormir” ha quedado el quinto de los 100 títulos más sugeridos por las 5300 personas que participaron en “Mi libro para Madrid” 2018
Formará parte de los fondos de las 32 bibliotecas municipales de Madrid.

Mari Carmen González



Ávila (1966). Adora su pueblo –Arevalillo- y está enamorada de Salamanca, ciudad en la que vivió durante diez años y en la que se formó. Desde 1994 vive en una bella ciudad, Alcalá de Henares.
Diplomada en Magisterio, Licenciada en Psicología, Diplomada en Pedagogía Terapéutica y Monitora de Educación Sexual. Autora del método de Educación Infantil: “El Brujo Pirujo“. Tiene escritos veinte cuentos del Brujo Pirujo. Ponente del curso “Metodologías alternativas en la enseñanza”. Ha publicado artículos en revistas de educación. Autora: La Cueva de la pintura.
Desde 1994 es maestra por vocación. Siente pasión por su trabajo, en el que disfruta y al que considera un regalo. Su objetivo al crear el personaje del Brujo Pirujo y utilizarlo en el aula es que el niño aprenda siendo feliz.

Silvia Álvarez


"Nací en una bonita ciudad costera tropical llamada La Ceiba(Honduras), de padre hondureño y madre española. Crecí rodeada de selvas y mares hasta los siete años para después trasladarnos a España viviendo unos años en Granada, otros en Linares(Jaén) y en Sevilla donde estudié en la universidad mi licenciatura en Bellas Artes, iniciando así mi profesión.
Soy profesional de la ilustración infantil desde hace varios años y con una larga lista de libros publicados, varios de ellos comercializados y traducidos a nivel internacional.  Comencé mi trayectoria laboral impartiendo clases de dibujo en una academia de Diseño y Moda en la que había cursado estudios, talleres de manualidades para niños en las asociaciones de colegios y dibujaba figurines para una boutique de novias, fui ilustradora en una editorial sevillana hasta que un día preparé un portafolio y me entrevisté con dos editoriales de Anaya y Santillana, me encargaron mis primeros trabajos en libros de educación y así comencé mi trayectoria como ilustradora exclusivamente, cumpliendo uno de mis mayores deseos. Mi estilo es colorista, figurativo, sensible y poético. Cuido mucho poder transmitir las emociones con el ambiente, con el color. Habitualmente trabajo con editoriales, revistas y distintos medios de comunicación a nivel internacional.
En los últimos años he sido galardonada con premios internacionales por Moonbeam Children’s Book U.S.A , International Latino Book Awards, IINTERNATIONAL BOOK AWARDS, Gelett Burgess con los títulos de LA LUZ DE LUCÍA, PABLO PINEDA, OSO QUIERE VOLAR, y MARGARITO."


El Brujo Pirujo. Un lugar para dormir
Mari Carmen González / Silvia Álvarez
Batidora Ediciones, 2017

Tapa dura
Medidas  17 x 24 cm 
32 páginas.
ISBN: 978-8494711305
Edad recomendada: 3-6 años.

Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)



  • Se puede preparar para los más pequeños un Brujo Pirujo y hojas de los árboles


  • La varita y la bolsita son mágicas, se pueden hacer con un trocito de tela y un pajita, para después del cuento hacer magia y sacar por ejemplo globos en forma de corazón para crear el árbol del amor.  A los niños les encanta la magia y yo siempre finalizo el cuentacuentos haciendo magia con su varita.


  • Conocer diferentes tipos de árboles que aparecen en el cuento y encontrar la dificultad que le impide dormir al Brujo Pirujo en él.
  • Descubrir las emociones que siente el Brujo Pirujo.
  • Hacer los diferentes árboles que aparecen en el cuento con diferentes técnicas.
  • Crear el bosque del Brujo Pirujo.
  • Hacer marcapáginas con el gorro del brujo Pirujo.
  • Se pueden trabajar conceptos espaciales.
  • Se puede trabajar con las ilustraciones tan bellas que tiene.
  • Escribir en globos las enseñanzas que deja el cuento 
  • Hacer el árbol de amor en grande, se puede situar en un rincón de la clase y cada hoja representa a un alumno, en una de ellas puede estar el Brujo Pirujo dormido. Va a ser el árbol que simbolice la conciencia  de grupo. Un árbol que todos deben cuidar para que crezca fuerte.

  • Colorear una secuencia del cuento en la que el brujo Pirujo se siente contento (plantilla Word)
  • Decorar la puerta de clase con las diferentes hojas de los árboles. 



  • Hacer el disfraz del Brujo Pirujo para tenerlo en clase y utilizarlo cada día un niño.






  • Aprender la canción del cuento.






Enlaces de interés: 

Ficha del libro por parte de la editorial.

Facebook El brujo Pirujo

Facebook Silvia Alvarez

Web del libro.



Mª Carmen González

24 pingüinos para Navidad

La Navidad está ya a la vuelta de la esquina. En esta época de adviento, 24 pingüinos para Navidad es una propuesta magnífica para tener a los pequeños (en el aula o en casa) enganchados a un libro, descubriendo un poquito más de él cada día.


Estamos ante un cuento de formato atípico, con solamente dos páginas, unidas a la portada y que salen en forma de pop-up creando un escenario tridimensional navideño, una casa con jardín a la que llegan los pingüinos.


Además cuenta con un librito de 28 páginas en pequeño formato (7x7cm.) en el que poder leer cada día las instrucciones para encontrar al pingüino correspondiente.





La historia surgió tras el éxito de 365 pingüinos y de nuevo el autor nos propone pensar qué pasaría si nos llegase un pingüino cada día a casa y, encima, justo antes de Navidad. Los animalillos van apareciendo de las formas más originales y en los lugares más insospechados: En moto, en un árbol, ¡en la basura!, encima de la tele o en el balcón. Están por todas partes.




A los peques les encanta leer cada día una página y descubrir entre todos dónde se esconde el pingüino. Un juego que aumenta la expectación y la emoción ante la llegada de la Navidad, época tan mágica e intensa para los niños y algunos no tan niños.

24 pingüinos para Navidad
Jean-Luc Fromental Joëlle Jolivette
Traducción: Miguel Ángel Mendo Valiente
Kókinos, 2008

Tapa dura
Medidas  35 x 28 cm 
28 páginas.
ISBN: 9788496629707
Edad recomendada: 3-6 años.

Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)



  • Proponemos este libro-juego como actividad diaria de adviento, usándolo como ya se ha indicado arriba.
  • Sirve para trabajar los números del 1 al 24, su reconocimiento y discriminación, el conteo pero también su grafía y trazado. El día 1 se busca el pingüino correspondiente y se señala ese número en el calendario de la clase y en una cartulina o póster creado a tal efecto; se pone un gomet (ideal también si encontramos pegatinas de pingüinos), se escribe, se lee, se cuenta… El día 2 se hace lo mismo, se ponen dos pegatinas y se cuenta hasta dos, y así sucesivamente. A medida que tenemos hechos varios días se pueden ir trabajando conceptos como muchos o pocos, más o menos, etc. (¿cuántos pingüinos hay en la casa el día 7? ¿Muchos o Pocos? ¿Hay más el día 13? ¿Cuándo hay más el día 16 o el día 17? 
  • Para la parte más artística y creativa encontramos un montón de recursos también para que cada día, cada semana o al final de la actividad de adviento los peques tengan su propio pingüino:


Pingüinos para colorear, en multitud de páginas como esta:    



Pingüinos con rollos de papel higiénico.

Pingüinos con hueveras.

Marcapáginas de pingüinos.

Pingüinos de plastilina (enlace).



Pingüinos de fondant.



Enlaces de interés: 

Ficha del libro en la web de la editorial en pack con 365 pingüinos.





Galatea

Resultado Sorteo - Meraki Tanttak

Ya es 25 de octubre y es el momento de decir que...


¡Tenemos el resultado
del sorteo del blog!



Muchas gracias a todos los que os habéis animado a participar través del blog y de las redes.

Aquí os dejo el pantallazo de la ganadora del sorteo (participando a través del blog):





¡Enhorabuena!





Ponte en contacto conmigo para facilitarme los datos de envío y hacerte llegar la caja con los libros.

De nuevo muchas gracias Rebecca por colaborar en el blog con tu libro.

A los que no habéis tenido tanta suerte, deciros que en nada tendremos alguna otra sorpresa.

¡Qué risa de huesos!


Así es como empieza esta historia.
en una oscura, oscura colina, 
había una oscura, oscura ciudad.
En la oscura, oscura ciudad,
había una oscura, oscura calle.
En la oscura, oscura calle, 
había una oscura, oscura casa.
En la oscura, oscura casa, 
hacia una oscura, oscura escalera.
Bajo la oscura, oscura escalera,
había un oscuro, oscuro sótano.
Y en el oscuro, oscuro sótano...
...vivían tres esqueletos.
Había un gran esqueleto,
un pequeño esqueleto
y un esqueleto perruno.

Estas son las primeras líneas del libro ¡Qué risa de huesos!. 

Con este comienzo acumulativo y lleno de tensión, nos adentramos en una historia repleta de huesos.

Los protagonistas son gran esqueleto, pequeño esqueleto y esqueleto perruno. Ellos viven en un oscuro sótano, bajo una oscura escalera, en una oscura casa, en una oscura calle, de una oscura ciudad, en una oscura colina.


Como veis una descripción bastante escalofriante, que de primeras nos asusta.
Pero esa sensación cambia al ver la cara de los tres esqueletos, sonrientes, simpáticos y nada terroríficos.


En la siguiente escena, los tres en la cama piensan qué podrían hacer aquella noche. Pequeño esqueleto propone sacar a pasear al perro y de paso asustar a alguien, y esta genial idea le parece magnifica a gran esqueleto.


Es aquí cuando empieza el periplo por la ciudad, paseo por las calle donde ven casas, tiendas, el zoo, la comisaría y el parque.

Una vez llegaron al parque la misma escena que sucedió en la cama. Gran esqueleto se vuelve a rascar la cabeza y pregunta qué pueden hacer. Y de nuevo, pequeño esqueleto propone jugar en los columpios, tirar un palo a esqueleto perruno para que  corra y juegue y por supuesto....¡asustar a alguien!

Pero algo que no estaba en sus planes sucedió. El esqueleto perruno se dio un golpe tremendo, desmontándose por completo y quedando en un montón de huesos.

El gran esqueleto y el pequeño esqueleto lo montan mientras cantan una simpática canción, pero el resultado, es cuanto menos desastroso.

Después de conseguir montar a su mascota, decidieron dar una vuelta por el zoo y a esas horas de las noche todos dormían, todos excepto los esqueletos de los animales. 

Allí se lo pasaron en grande con ellos, pero llegó el momento de volver a casa y como no habían encontrado a nadie a quien asustar, pensaron asustarse a ellos mismos.

Después de jugar un buen rato volvieron a su oscuro sótano, bajo una oscura escalera, en una oscura casa, en una oscura calle, de una oscura ciudad, en una oscura colina. 

Así es como termina esta divertida historia, tal y como comenzó. 

En el cuento no queda definido el género de los esqueletos, solo vemos que duermen juntos, pero no sabemos si son padre/madre e hijo/a, si son pareja, amigos/as, hermanos/as... Lo que si que queda claro es que el gran esqueleto pregunta y es el pequeño esqueleto el que propone todos los pasos a seguir.

En varias escenas encontramos el formato de cómic: viñeta y bocadillo. También juegan con el tamaño de la tipografía de esos bocadillos para mostrar la intensidad del interlocutor. Y además esos diálogos los encontramos en mayúsculas, para facilitar la lectura de los prelectores.

A lo largo del cuento se repite el esquema del "oscuro, oscuro", no solo al inicio y final de la historia. "Rodearon el oscuro, oscuro estanque; cruzaron las oscuras, oscuras pistas de tenis y se subieron a los oscuros, oscuros columpios". El autor seguramente quería conseguir la intriga e intensidad de lo que sería un cuento de terror, trasmitir al lector que todo era oscuro y siniestro. Pero esto se contrapone bastante con las ilustraciones que son tiernas y divertidas. Además en la historia todo "va y vuelve", es decir, si entran al parque, queda reflejado que salen del parque y además con la misma intensidad e intriga repitiendo el patrón del "oscuro, oscuro". Tiene un carácter progresivo, en sentido ascendente y descendente.

Vemos también una gran cantidad de onomatopeyas tanto por parte de los animales del zoo, como por los protagonistas.  Incluso encontramos el detalle  del GUAU desordenado del esqueleto perruno cuando está mal montado, mostrando así el caos también en esas letras, o de algún animal del zoo con las letras bocabajo cuando el está del revés.

Un cuento genial, que se publicó por primera vez en España en 1982, pero que llevaba mucho tiempo descatalogado y que ahora Kalandraka lo ha traído de nuevo para hacer las delicias de todos.

Un libro que sin duda no puede faltar en vuestra estantería.






Allan y Janet Ahlberg, se conocieron haciendo un curso de formación para profesores y se casaron en 1969. 

Fuente

Desde entonces y durante más de 20 años trabajaron juntos creando unos 37 libros (entre otros la genial obra de El cartero simpático), Allan los escribía y Janet los ilustraba hasta que ella falleció en 1994. 
Janet recibió en dos ocasiones la Medalla de Kate Greenway. Allan ha escrito más de 100 libros.

Jessica, la hija de este artístico matrimonio británico, además de ser la inspiración de muchos de sus libros, también es ilustradora y ha trabajado con ellos. 

En los enlaces de interés os dejamos un par de enlaces a una entrevista que le hicieron a Allan, y otra que dio junto a su hija Jessica. Sin ninguna duda merece la pena leerlas para conocer mejor su historia.


¡Qué risa de huesos!
Allan Ahlberg / Janet Ahlberg
Kalandraka, 2018

Tapa dura
Medidas  20,5 x 26,5 cm 
32 páginas.
ISBN: 978-84-8464-385-2
Edad recomendada: 3-6 años, 6-9 años.

Ideas de actividades: (ver las actividades comunes)

El libro nos da pie a hablar de muchos temas y hacer diferentes juegos:
  • Descripciones.
  • Adjetivos.
  • Onomatopeyas.
  • El estilo del cómic con los bocadillos de los protagonistas o las viñetas.
  • Las rimas.
  • Las exclamaciones y las interrogaciones. (por lo tanto las preguntas y respuestas).
  • El cuerpo humano.
  • El esqueleto de los animales.

Por supuesto también del miedo, y además es un cuento que podemos utilizar en Halloween para trabajar vocabulario de esta celebración.

Tal y como hemos dicho en la reseña, no quedan definidos los roles de los protagonistas, por eso podemos pensar quiénes podrían ser para hablar de la diversidad familiar. También el reflexionar que no solo organiza, propone y manda el gran esqueleto si no que aquí se invierten los papeles de lo que pensarían que es lo "habitual".

Además podremos realizar manualidades que giren en torno a los protagonistas: los esqueletos.
  • Crear un esqueleto con diferentes materiales: con bastoncillos de los oídos, con pasta, con cubiertos de plástico. También podemos hacer solo una parte.


Fuente
Fuente

Fuente
Fuente


  • Pero también podemos crear otros animales, tal y como se ven en el cuento.

Fuente

  • Además podemos observar esqueletos de diferentes animales, compararlos entre ellos, también con los huesos de los seres humanos.

Fuente 

Fuente

Fuente

Fuente

Fuente

Fuente

Fuente


  • Pedir a los niños radiografías para observarlas a través de una ventana o con la mesa de luz.
Fuente


  • Otras actividades relacionadas con esqueletos.
Fuente


  • Podemos hacer un teatro de sombras sobre el cuento. Os dejamos un vídeo del CEIP El Puche Almería.



  • Además de aprendernos canciones sobre esqueletos.












Enlaces de interés: 

Ficha del libro en la web de la editorial.

Aquí podéis encontrar una muestra del libro.

Entrevista a Allan Ahlberg. Entrevista a Allan y Jessica Alhberg.





Paula B.